¿Has odio hablar del troquelado pero aún no sabes sacarle partido? Esta técnica, aunque no sea una novedad, nos ofrece gran cantidad de soluciones originales.
 
Si buscas las herramientas de diseños únicos e innovadores para tus materiales publicitarios, no dudes en leer este post.

El mercado está saturado de imágenes y publicidades. Por ello, llegar al consumidor supone un esfuerzo extra para los anunciantes. Ahora hay que crear piezas que vayan más allá de los soportes informativos. Y perseguir siempre, que éstas estén acordes a los valores estéticos y el planteamiento de tu marca.
 
Desde Aries Grupo de Comunicación creemos que el troquel es una de las mejores maneras de conseguir llamar la atención. Ya que con un poco de creatividad sus posibilidades no tienen límites. Desde nuestros servicios ofrecemos soluciones de troquelado tanto para impresión offset como digital.
 
Empecemos por lo esencial: ¿Qué es el troquelado?
 
El troquelado consiste en una técnica que corta, hiende o perfora materiales como papel, cartón o láminas de plástico, entre otros. El ejemplo más común son los agujeritos presentes en cualquier cuaderno de gusanillo.
 
Pero no es más que un ejemplo, ya que ésta técnica permite infinidad de posibilidades. Algunas de estas son folletos, tarjetas corporativas, calendarios… E incluso, darle un toque original y creativo a piezas más tradicionales.
 
¿Qué funciones tiene el troquelado?
 
Cortes: Corta por completo la pieza. Sirve parra resaltar una silueta o para mostrar el interior de un trabajo. Un ejemplo sería la ventana de un flyer informativo o una tarjeta de visita con las esquinas redondeadas.
 
Medios cortes: Son cortes de menor profundidad. Es decir, no llegan a traspasar todo el papel. Su utilización más habitual es para adhesivos.
 
Hendiduras: Crean ligeros canales en el material. Esta marca ofrecerá una ruta para la realización de dobleces manipulados. Son de gran ayuda para el montaje de packagings.
 
Perforaduras: Son precortados que permiten un mejor rasgado posterior. O, en otras palabras, una linea discontinua de corte/no corte. Lo encontramos frecuentemente en los cupones.
 
¿Cómo se realiza el troquelado?
 
El troquelado se puede realizar de dos maneras. El conocido como Troquelado Convencional, es un proceso mecánico por el cual un molde con flejes reproduce el contorno de la forma a realizar. Para llevar a cabo esta reproducción, se realiza una fuerte presión sobre el material con el molde. Consiguiendo así los efectos deseados, ya sean hendidos o cortes. Los cortes nos ofrecerán formas directamente diferentes. Mientras que las hendiduras nos crearán guías para que luego los manipulados sean muchos más precisos. Los tamaños están bastante estandarizados, aunque hay soluciones para cualquier necesidad. Y se puede realizar en plano o en rotativo.
 
El segundo tipo de troquelado que podemos encontrar, se denomina como Troquelado Digital. Surge gracias a la evolución natural del anterior y, gracias a la tecnología, simplifica el proceso. Se realiza a través de la digitalización en un software especializado. Donde la forma o el motivo se definen en un gráfico vectorial. Y será una herramienta autónoma, quien realizará el trabajo gracias a una pequeña cuchilla con la que cuenta su cabezal. El troquelado se realiza en plano, sobre una mesa de corte digital. Las hay de gran variedad de tamaños, y gracias al cambio de cabezal también permite troquelar diversos materiales. Cabe destacar, que en este troquelado en las piezas mas pequeñas se consigue gran cantidad de detalle.
 
¿Tienes alguna duda? Ponte en contacto con nosotros para conocer las posibilidades de troquelado que mejor se ajustan a tu comunicación.

Entradas recomendadas