El papel para la impresión offset debe contar con una serie de particularidades. En el mercado puedes encontrar decenas de variantes, tales como el papel estucado o el creativo. Si bien es el llamado propiamente papel offset el más utilizado en todo tipo de impresiones profesionales.

En un artículo anterior de nuestro blog ya te hemos hablado de sus características principales, así como de sus usos y aplicaciones más habituales. Asimismo, en otra de nuestras entradas lo comparamos con el estucado y te ofrecemos algunas recomendaciones para ayudarte a elegir entre ambos, en función del uso que le vayas a dar y el acabado que quieras para tu producto.

En esta ocasión, queremos hablarte de las ventajas e inconvenientes que presenta el papel offset atendiendo a los usos para los que vaya a ser destinado.

Ventajas e inconvenientes del papel offset

Como ya sabes, se trata de un soporte muy poroso y cuya textura es natural. Este tipo de papel se presenta en diferentes gramajes. Debido a su singularidad, proporciona una notable absorción de tinta. Por lo tanto, no es apto para la impresión de fotografías.

Esto se debe a que la tinta penetra en la hoja y muy poca cantidad se queda en la superficie. Como consecuencia, las imágenes acaban perdiendo definición y su calidad se resiente notablemente.

La porosidad de este formato hace que aplicar barniz para darle brillo y proteger la tinta no surta efecto alguno. El papel offset también lo absorberá y la operación no habrá servido de nada.

Sin embargo, para otro tipo de publicaciones si que presenta ventajas muy interesantes. Principalmente, en aquellas donde lo que prima es el texto puede ser una buena opción, ya que este papel no genera brillos ni refleja la luz, lo que hace que la lectura sea más ágil y amena.

También puede dar muy buen resultado en algunos productos publicitarios como flyers, catálogos o folletos informativos. Incluso para el packaging o el embalaje de productos que se presentan como bio o ecológicos, puesto que el papel offset enfatizará los conceptos de naturalidad y frescura que estos pretenden vender.

Tipos de papel offset

También queremos profundizar en el tema que nos ocupa y hablarte de los distintos tipos de papel offset que podemos encontrar en el mercado. Se trata de un soporte que generalmente se fabrica con pasta química al cien por cien, o bien con una mezcla de química y mecánica. Dentro de los diferentes modelos que existen, destacamos los siguientes:

  • Papel offset blanco. Concretamente, su blancura es de CIE = 148 y presenta una gran opacidad. Ofrece un resultado óptimo en impresiones que intercalan texto con algunas imágenes.
  • Offset premium. Su blancura CIE = 166 lo convierte en el soporte perfecto para la reproducción de imágenes, impresiones a color y publicaciones en las que haya poco texto.
  • Offset reciclado. Su calidad es sensiblemente inferior, como también lo es su blancura (CIE = 90), por lo que no se recomienda si deseas conseguir una alta definición.
  • Offset ahuesado. Se conoce también como editorial, ya que es el más empleado en la impresión de libros. Esto se debe a que su tonalidad crema o marfil posibilita que la tinta resalte y que la vista se canse menos durante la lectura.

Otras variedades de papel para la impresión offset que encontrarás en el mercado son, por ejemplo, los tintados con colores básicos o los que acentúan la porosidad, que también se conocen como rústicos.

En Aries Grupo de Comunicación trabajamos con estos offset naturales para nuestros encargos, incidiendo siempre en nuestra principal máxima que es la de ofrecer a nuestros clientes resultados de primera calidad. Si necesitas nuestros servicios, no dudes en confiar en nuestra experiencia y profesionalidad.

Entradas recomendadas