La estrategia de comunicación que emplee una empresa para sus productos y servicios es vital para tener impacto en su audiencia. A la hora de planificar las acciones es fundamental confeccionar un buen mensaje, a poder ser, sorprendente. Te contamos cómo.

Cómo hacer un buen branding

El branding o la gestión de marca incluye planes de comunicación que sepan hacer llegar el propósito y el carácter de la marca a los consumidores o el público objetivo. Para que el mensaje llegue tal y como nosotros queremos, aquí van una serie de consejos.

Investigar y programar

Para tener un mayor impacto en nuestro público, hemos de conocerlo bien y saber situarlo. A partir de ahí, diseñar campañas a medida, cuidando el mensaje, las formas y los canales de comunicación serán las prioridades para cualquier departamento de comunicación.

Planifica y programa todo el contenido que te interese difundir. A partir de ahí, el equipo de comunicación se podrá poner manos a la obra para crear historias que enganchen y que conecten con la audiencia.

La conexión emocional

En la comunicación, es bastante usual darles a los consumidores información técnica; en ocasiones, esto es esencial para vender ciertos productos o servicios, además de crear conciencia de marca. Pero, comunicar «por qué» estás vendiendo, o «por qué» creaste tu negocio también es necesario y no es tan simple.

En el mercado, habrá muchas empresas que tengan algo similar a lo tuyo, por eso es tan importante el «por qué», ya que esto es diferente en cada empresa. En un mundo donde hay tanta oferta, son los valores fundamentales de tu negocio lo que lo diferenciará de sus competidores.

¿Por qué decidiste crear tu empresa?, ¿por qué la gente debería comprarte a ti y no a otras marcas? Construir una conexión emocional con tu audiencia al determinar su «por qué» es una excelente manera de comunicarse.

Crear valor

Crear valor con la comunicación no es fácil, pero es necesario para mostrar bien los beneficios de tu marca a los clientes potenciales. Usando gráficos, estadísticas, casos de estudio y testimonios se puede crear un ecosistema positivo en torno a tu negocio y dar credibilidad a la marca.

Involucrar a los empleados

Al igual que un negocio sin clientes no existe, tampoco tendrá éxito sin empleados comprometidos. Un equipo que reconoce y adopta la cultura corporativa es un equipo que va a vender más, ya que se convertirá en su pasión. Los empleados tienen sus círculos sociales y redes donde pueden promocionar el producto o servicio que venden de forma muy natural.

En torno a ellos se puede establecer los embajadores de marca, que nace de un sentimiento de gratitud de los empleados con la empresa. Se sienten bien y confían en lo que están vendiendo, haciéndolos sentir orgullosos. La empresa que consigue esto tiene más probabilidades de alcanzar el éxito que aquella que tiene a su plantilla descontenta.

Aprovechar al máximo el marketing digital

El marketing digital se complementa con las campañas de comunicación para potenciar el mensaje principal. Hoy en día, Internet es una estupenda herramienta para llegar a más personas y mostrar una marca desde diferentes perspectivas. Aprende a utilizar el marketing digital para conocer a tus usuarios, saber qué es lo que quieren y qué les puedes ofrecer tú.

En definitiva, diseñar campañas de comunicación con impacto dependerá de ciertas variables. Saber conectar emocionalmente con tu público o mostrar los valores de tu empresa pueden ser útiles. También es vital conocer y utilizar las herramientas de marketing digital y lograr comprometer a tu plantilla. Así, tu campaña no pasará desapercibida para el público objetivo.

Entradas recomendadas