El mundo de las artes gráficas está cambiando, al igual que está ocurriendo con otros sectores. De hecho, la tecnología se abre paso y está llevando a una transformación tanto en la forma de trabajar como en los productos finales. Todo ello ha derivado en un nuevo concepto: las imprentas ecológicas. ¿Sabes de lo que hablamos? Aquí daremos toda la información.

El futuro de las artes gráficas

El diseño y la sostenibilidad caminan de la mano, Por su parte, la impresión ecológica y la diversidad se han convertido en perfectos aliados. Es más, son claves para comprender hacia dónde se dirige este sector de cara a los próximos años. De hecho, es necesario hacer cambios para competir y mantenernos al día sobre las nuevas tendencias.

Imprentas ecológicas

La impresión ecológica, también denominada sostenible, es una tendencia que ha ganado mucho terreno en los últimos años en el sector de las artes gráficas, sumándose así al movimiento ecologista general. Es más, cada vez son más las imprentas que deciden sumarse a esta nueva forma de imprimir mediante una modificación de sus procesos productivos.

Todo ello hace que la sostenibilidad sea mayor y el movimiento persigue que esta idea vaya calando en tanto en compradores como en dueños de imprentas para que se vayan pasando a este modelo de impresión. No obstante, debemos tener en cuenta que esta nomenclatura no es solo una etiqueta, sino una forma de impresión que no siempre resulta sencilla de cumplir. Por ello, es importante saber tanto los materiales que se usan como las formas de trabajar que se están adoptando.

Materiales usados

Todo avanza y aquí incluimos los distintos materiales que se usan con este modelo de impresión, destacando el material reciclado y el reciclable. El primero sería el que, aunque ya ha sido usado, se reelabora para volver a usarse. Por su parte, el segundo puede volverse a usar tras haber sido depositado en el contenedor azul y tras haber sufrido los procedimientos adecuados.

También destacamos el material biodegradable junto con el compostable, donde incluimos el PVC. Igualmente, el bambú, el cartón y la madera son otros elementos susceptibles de ser aprovechados, sobre todo para realizar displays.

En cuanto a las tintas, resaltamos las de látex, ya que están fabricadas con una solución de agua con pigmentos y polímeros que permiten que la huella ecológica sea menor. De este modo, no se renuncia las ventajas de la tinta solvente. Y todo ello queda acompañado de impresoras sostenibles, las cuales usan una tecnología UVI, también ecológica.

Formas de trabajar

Hay varias formas que pueden incluirse dentro de esta forma de impresión, destacando el uso de impresoras multifuncionales de bajo consumo. Además, hay que utilizar configuraciones determinadas para que el dispositivo saque, por ejemplo, documentos impresos por dos caras en lugar de solo por una.

Y para que esto siga funcionando, lo recomendable es que mantengamos la configuración para ahorrar en folios, además de en tóner. Otro método a resaltar es la impresión segura con un sistema de bloqueo para evitar que se use cuando no sea necesario.

Igualmente, esto va muy ligado a la concienciación de los empleados, algo en lo que también se debería trabajar. Finalmente, toca comprobar que los materiales que usamos son los que hemos comentado previamente y si todo está correcto, solo falta darle al botón de imprimir.

Todo ello muestra la necesidad de contar con socios fiables que sepan imprimir de forma sostenible. De este modo, no podemos decir que las artes gráficas se estén acabando, sino que están mutando para hacerse más fuertes. Si quieres saber más, solo tienes que seguir leyendo aquí.

Entradas recomendadas