Para celebrar el día de la infancia hemos pensado que sería interesante traer un post un poco diferente. ¿Cómo consigo que mi hijo lea un libro? Una de las mayores preocupaciones para los padres hoy en día es la falta de lectura en sus hijos.
 
El boom de las tecnologías y la adaptación de las escuelas a los medio digitales han dejado relegada a la lectura. Pero leer es un verdadero placer del que muchos de nosotros aún seguimos disfrutando. Por ello os compartimos 5 trucos para conseguir que vuestros hijos lean más.

El primer truco es el más sencillo de todos: coge un libro y que te vea leer. Como adultos hemos de predicar con el ejemplo. Cuando de clientes se refiere tenemos claro cómo hablarles o qué hacer. Pero con los hijos es una historia diferente. Aun así, el primer paso es muy sencillo: muéstrale que tu también tienes el hábito de leer.
 
A todos los niños les encanta imitar a sus padres, así que este truco es indispensable para crear buenos lectores.
 
Nuestro segundo truco es: llévalos a una librería. Estamos acostumbrándonos demasiado a comprar por internet. Y la verdad es una herramienta fantástica. Pero no hay anda como ir a una tienda coger un libro y tocarlo. Pese a que no queramos admitirlo, los libros tienen algo mágico y sólo con el tacto sabemos si nos van a enganchar o no.
 
Comparte esta experiencia con tus hijos. Aconsejamos evitar tiendas multiproducto, ya que se distraerán y la visita será menos efectiva.
 
Tras la inmersión entre esas larguísimas filas de libros, podemos daros el siguiente truco. Es divertido plantearlo como una aventura: haz que elijan.
 
Todos los padres están muy tentados de elegir el mejor libro para sus hijos. Pero hay que conseguir controlarlo. A ninguno nos gustaba que nos obligasen a leer en el colegio. Pero disfrutamos de un buen libro cuando cae en nuestras manos.
 
Con los niños pasa igual, el hecho de elegir su propio libro los hará sentir más ganas de leerlo. Se sentirán «mayores» y encima se llevarán un estupendo regalo a casa. Probablemente no elijan la lectura que nosotros habríamos escogido, pero al fin y al cabo, será un libro.
 
Gracias a estas técnicas seguro que ya estás mas cerca de educar un buen lector. Pero aún nos quedan dos más.
 
Sobre todos si son pequeños, aconsejamos leer con ellos. Aprovechar cada noche para leer un capítulo de un libro creará un vínculo entre vosotros y con la lectura. Además de que la lectura en voz alta está muy recomendada para mejorar la compresión lectora y la oratoria.
 
En temporadas vacacionales además podéis coger elegir un libro e interpretarlo. Esta actividad diferente los ayudará a estar entretenidos. Y a ver los libros como una opción de diversión y no una obligación.
 
Como última propuesta, os recomendamos que comentéis con ellos los libros. Cuando vayan creciendo irá resultando más sencillo. Podréis saber su opinión en relación a algún argumento o a como actúan los personales. Por el contrario, si aún son pequeños y no leen por si solos, recuérdales algún libro. O aprovecha para explicarle cosas que no comprenda a través de los personajes de la historia.
 
Para todos los que somos amantes de los libros estas técnicas nos resultarán muy sencillas. Y ayudarán a educar buenos lectores y crear un vínculo con los libros. Si crees que no tienes tiempo para llevar a cabo nuestros trucos, te recomendamos leer nuestro post: técnicas de gestión de tiempo para «gente sin tiempo».

Entradas recomendadas

2 Comentarios

  1. Lo bueno, si estas en etapa infantil, es convertirse en intérprete sin saberlo, y lo mejor es; que sin darte cuenta vuelves a tu infancia! todo son beneficios!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *