Una de las preguntas que mas se repite a nuestro departamento de servicios técnicos en ¿cómo envío los archivos?. Todos los expertos en diseños impresos saben que el pdf es el archivo estrella para impresión. No se corrompe y lleva incrustadas fuentes e imágenes.
 
Aunque sepamos que es el mejor formato, dentro de éste hay algunas características que hemos de conocer. Para poder generar archivos bien configurados y con determinados requisitos técnicos. Y así obtener el mejor resultado de impresión. 

El PDF por definición (portable document format) es un formato de archivo universal. Éste, conserva las fuentes, las imágenes y la composición de los documentos originales. Creados a partir de cualquier aplicación o plataforma.
 
Una vez acabada la edición de los documentos (revistas, flyers, libros…) deberás revisar estos campos para ver que se encuentra dentro de los parámetros. Evitando así, futuros problemas en le proceso de impresión.
 
Tamaño de imágenes: La resolución recomendada es de 300 ppp (píxeles por pulgada).
 
Medidas y sangrado: Revisa que la medida del documento coincida con la deseada. Aconsejamos mantener un margen de 5 milímetros entre la línea de corte. Todos los documentos deben tener una sangre de, al menos, 3 milímetros. Aunque es recomendable que sea de 5 milímetros.
 
Formato de los colores: Aunque la edición se haga en RGB. Recordad cambiar el documento a CMYK para evitar sorpresas.
 
Acabados: Todos los acabados especiales como barnices, stampings, serigrafías, troqueles… han de realizarse en un capa aparte (como si fuese una tinta plana). Colocada en su lugar correspondiente, y denominada con el nombre del acabado.
 
Sobreimpresiones: Todos los acabados han de imprimirse sobre los elementos que afectan. Sino la reserva creará un vacío sobre todo lo que esté bajo ella.
 
Cubiertas y encuadernación: Es importante imprimir las tapas (cubiertas) de revistas y libros en un documento aparte. Además se ha de tener en cuenta el lomo, y si irá impreso a un papel diferente al de los interiores.
 
Una vez comprobados todos los puntos anteriores y creado el PDF de impresión. Se ha de verificar que todos los rangos del documento son los adecuados. Gracias a esta revisión nos ahorraremos problemas en la puesta de marcha de la impresión o en el resultado final.
 
Para realizar está comprobación lo mejor es revisar los tres campos que nos suelen dar más guerra a los impresores. Y se solucionan controlado tres datos: la vista previa de salida, el número de tintas y simular la sobreimpresión.
 
Esperamos que os sirva de ayuda, podéis encontrar más información en nuestro post 10 claves para evitar errores en el envío de archivos a imprenta.

Entradas recomendadas