Con lo milleniards en boca de todos y un creciente temor a los medios digitales. Desde Aries, hemos preparado un post para desvelar los trucos para mejorar el engagement a través de las redes sociales.
 
Cada vez son más los clientes que vienen con las mismas dudas. ¿Cuáles son las mejores redes para mi empresa? ¿Cuántas he de tener? ¿Qué puedo poner para generar engagement? ¿Es posible conectar con los usuarios?

Por complejas que puedan parecer estas preguntas tienen una respuesta muy sencilla: «Escucha a tus consumidores».
 
Tenemos un afán por tener el control absoluto de las redes sociales, como si de matemáticas se tratasen. Y eso nos ha hecho olvidar su verdadero valor. Sentarnos en el sofá de nuestro consumidor y saber de primera mano su opinión.
 
Hace poco invertíamos miles de euros en estudios de mercado, focus group y entrevistas. Y ahora que podemos analizarlo sin grandes inversiones, lo desperdiciamos tratando de controlarlo.
 
Empatizar con los consumidores es esencial para generar contenido de su interés. En vez de eso, la mayoría de empresas se dedican a guardar todos los datos que pueden de sus consumidores. Pero no saben qué hacer con ellos.
 
Sin una propuesta de valor personalizada para cada arquetipo, es imposible ser de su interés.
 
En este punto es donde vemos que el verdadero valor de la comunicación en redes sociales, es la emoción. Dónde, cuándo y el qué, no tienen ningún valor si los aspectos emocionales son planos y no empatizan.
 
Hemos de entender nuestras redes sociales como personas dentro de una comunidad. No como un muro donde colgar todos nuestros anuncios y esperar que la gente los adore y comparta.
 
Cuando una empresa entra en las redes sociales, los usuarios esperan que se comporte como uno más del grupo. Como una persona que sienta, interactúe y se relacione.
 
Teniendo en cuenta que hemos de comportarnos como una persona más en todas las redes sociales. ¿Cuáles son los trucos para que la comunicación sea un éxito?
 
El primero truco sin duda: utiliza un lenguaje que conozca y con el que se sienta cómodo. Seguramente como profesional de tu campo tendrás un vocabulario muy rico en términos específicos. Has de dejarlo de lado y ponerte en la situación de la persona que te lee al otro lado.
 
Nuestro segundo truco es: practica el empoderamiento. El empoderamiento consiste en darles voz a aquellos que no la suelen tener. Pregunta a tu comunidad, responde siempre a los mensajes y comentarios (sean buenos o malos). Es importante que sientan que hay alguien detrás que los atiende, no que es una máquina programada.
 
El tercer truco: deja que ellos mismos creen contenido. Parece complejo, pero sólo necesitas invitarles a eventos, colaboraciones o cursos. Con un #hastag y un @nombre para mención conseguirás tener una red rica en contenido creado por usuarios. Olvídate de ser el único que alimente la red. Hay que permitir una interactuación real.
 
Nuestro siguiente truco lo mencionábamos al comienzo del post: escucha. El contenido que crees ha de ser de interés, no solo post promocionales. Y para saber la respuesta de la comunidad de las redes sociales ante tu contenido has de escuchar.
 
Trata de sorprender. Aunque parezca obvio muchas veces se nos olvida que se genera muchísimo contenido a diario. Y no persistas si ves que no funciona, hemos de aceptar los fallos. Pero fallas es de personas, y a fin de cuentas de eso van las redes sociales.
 
Crea contenido pensando en tu comunidad de redes sociales. Piensa en las personas, no en lo que quieres venderles. Porque el Consumer Centric nunca antes había tenido tanto peso como ahora.

Entradas recomendadas

1 Comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *