La newsletter de empresa tiene un gran peso en la comunicación interna. Tus empleados son uno de tus principales públicos objetivo, aunque no tengas la intención de venderles nada. Enviar avisos efectivos, mantener alta la moral o consolidar la cultura de la empresa son objetivos que no puedes dejar de lado. ¿Cómo te ayuda una newsletter?

Newsletter, una solución top de comunicación interna

Esta es una técnica propia del marketing digital, la cual se centra en enviar correos electrónicos a clientes. Consisten en avisos de nuevas publicaciones, ofertas especiales o cualquier otra comunicación que les resulte interesante. Por el lado de la empresa, se trataría de un boletín de información interna. El objetivo es más o menos el mismo, ya que puedes mantener a tus empleados actualizados en cuanto a las acciones de la empresa.

Este canal se orienta a potenciar la cultura corporativa, motivar a los empleados, mejorar su integración y establecer lazos de pertenencia duraderos. Sin embargo, en muchos casos estos comunicados no se leen o no causan suficiente impacto. Quizás el empleado no le preste atención por falta de tiempo o de interés, por lo que tendrás que apostar por mejorarlas.

En términos generales, se incluyen diferentes contenidos que resulten interesantes al trabajador. No se trata de atraerlos, sino de mantenerlos al día de la vida y novedades de la organización a la que pertenecen. Además, también puedes utilizar este canal para recabar información útil, en especial sus opiniones y puntos de vista. Así, les estarás haciendo participes del desarrollo de la organización.

Claves para hacer que tu newsletter interna funcione

Como se dijo, es muy probable que estos comunicados no se lean o acaben directos en la papelera. Por esta razón, hay que tratar de crear el comunicado más efectivo posible. Así, mantendrás a tus trabajadores al día y potenciarás la cultura de empresa. ¡Sigue estos consejos!

Empieza por mejorar el título de los correos, al igual que harías con una newsletter comercial. A ninguna persona le gusta recibir un correo genérico dirigido a toda la plantilla. Para solucionar esto, solo tienes que personalizar la línea de asunto y el cuerpo. Así, aumentarás las probabilidades de que lo abran, pero mantén siempre la honestidad. No pongas el nombre del empleado de forma que le haga desconfiar.

Otro aspecto importante es la extensión del contenido. Tus empleados reciben todo tipo de correos cada día y también tienen que realizar su trabajo. Esto último consume casi toda su jornada, por lo que no les hagas perder el tiempo. Apuesta por un correo redactado con oraciones cortas y con un lenguaje simple y accesible. Además, cuanto más visual sea, mejor, aunque sin llenarlo de ruido. De esta forma obtendrás un boletín sencillo, centrado en el mensaje y que tus trabajadores leerán al ser poco extenso y sencillo.

El valor también es fundamental, algo que está ligado al punto anterior. El boletín es una oportunidad para enviar noticias importantes o alertas, las cuales tienen que aportarle algo al trabajador. Si se trata de un contenido superfluo o vacío de sentido, leerán el primer correo y el resto lo mandarán a la basura. Al igual que los clientes, los empleados no quieren leer vaguedades.

Por último, revisa el éxito que están teniendo los boletines que se envían. De esta forma sabrás si te estás equivocando, en qué y podrás empezar a plantear mejoras. Encontrar la newsletter te llevará tiempo, pero merecerá la pena.

En definitiva, una newsletter de empresa debería cumplir con estas indicaciones. No obstante, no dejes de analizar los resultados de los envíos. Tu plantilla es única, y tendrás que conocerla para saber cuál es el mejor camino.

Entradas recomendadas

2 Comentarios


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *