El inbound marketing consiste, básicamente, en crear una campaña específica para el cliente potencial de un negocio. Su aplicación te permitirá convertir cada propuesta en una llena de valor, consiguiendo así que el comprador no la entienda como una propuesta agresiva, sino casi como una oportunidad única que encaja a la perfección con lo que buscaba. Descubre las ventajas principales de esta alternativa.

Cinco beneficios de esta estrategia de marketing

Poner en marcha esta modalidad de marketing digital se traduce en los siguientes cinco beneficios, imprescindibles para conseguir que tu empresa siga siendo rentable.

Podrás conocer mejor a tu público objetivo

Aunque tu oferta pueda ser adquirida por cualquier persona, debes tener claro que existe un cliente tipo que se amolda mejor a la misma. Analizando los datos de tu campaña podrás hacer un retrato robot y usarlo para futuras propuestas.

Atraerás tráfico orgánico a tu sitio web

No se trata solo de lograr vender durante una campaña y disfrutar del aumento del tráfico que genere la oferta. Es más adecuado convertir tu sitio en Internet en uno de consulta habitual que tus clientes visiten periódicamente para conocer las últimas novedades de tu sector.

Estas visitas generan tráfico orgánico que, además, es mejor valorado por los buscadores, por lo que mejorarás tu posicionamiento de forma más duradera.

Generarás leads

Se entiende por lead a la persona que te deja sus datos personales durante el proceso de compra o de suscripción a tu newsletter. La información que te facilita cada uno de estos clientes es esencial para afinar al máximo la edad media, el sexo y otras características demográficas que te ayudan a crear campañas más específicas y adecuadas para alcanzar tus objetivos en menos tiempo.

Lograrás la fidelización de cada cliente

Es una de las ventajas más importantes. Si el proceso de compra ha sido correcto, si sigues hablándole a cada cliente en su idioma y si te amoldas a sus necesidades, lograrás que piensen en tu negocio a la hora de comprar algún producto relacionado con tu empresa.

En combinación con el apartado anterior, pasarás a convertir tu propuesta en indispensable para esa persona. Es lo que se denomina first thought, tu empresa será la primera que le vendrá a la cabeza a ese cliente para comprar algo relacionado con tu catálogo comercial.

Aumentarás tus beneficios

Resulta sencilla imaginar que esta es la mayor ventaja y la que resume las anteriores. Tus clientes van a sentirse más a gusto en tu sitio web porque notarán que les entiendes y que es tu negocio el que se amolda a ellos y no al revés.

Una decisión acertada

A pesar de lo arriba comentado, hay algunas empresas que siguen apostando por Internet exclusivamente para crear campañas publicitarias, pero no en el marketing que hemos descrito. Este tipo de decisiones no es nada recomendable ya que no deja de ser un lastre que frena la evolución natural del negocio.

Por lo tanto, esta alternativa no solo sirve para dar a conocer un producto o una oferta concreta, sino también la actividad de la empresa en general. La consecución de un grupo de clientes que confíe en lo que ofreces es, sin duda, el objetivo a alcanzar. Lo contrario sería apostar por aparecer y desaparecer de Internet, así como por no concretar una estrategia que evite equívocos y malas interpretaciones referentes a tu actividad.

El inbound marketing se creó para que fuera mucho más sencillo conseguir dar a conocer tu empresa y, sobre todo, para lograr que tu esfuerzo diario se convirtiera en resultados mucho más positivos. De ti depende poner en práctica la estrategia que mejor se amolde a tus necesidades.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *