Actualmente las tendencias en el diseño de impresiones van mucho más allá del blanco y negro o impresiones a todo color. Además de utilizar relieves, estampados o plastificados, podrás utilizar uno de los recursos más llamativos y usados en diferentes sectores: las tintas metálicas.

De esta forma, podrás crear trabajos de impresión originales e impactantes con resultados satisfactorios. Como expertos en el sector de la impresión e innovación gráfica, en este post queremos detallarte en qué consiste este útil recurso y cómo puedes sacarle el máximo partido.

¿Qué son las tintas metálicas?

Se trata de un tipo de tinta que está constituida por partículas de pigmentos metálicos, como bronce, cobre o aluminio, y que da lugar a originales creaciones con un barnizado muy llamativo y efectos metalizados dorados o plateados. Por ejemplo, para conseguir efectos de color cobre o dorado, utilizamos cobre y zinc, en mayor o menor proporción, para crear intensidades pálidas, intermedias, verdosas o rojizas. En el caso de los plateados, las que usamos para alcanzar el tono deseado son partículas de aluminio, que pueden ser alteradas con colorantes.

¿Cómo sacar el máximo partido a las tintas metalizadas?

Si quieres aplicar efectos metálicos a tus impresiones, sin lugar a duda este tipo de tinta metalizada es la opción más económica y utilizada por sus óptimos resultados. Generalmente, solo llevará un sobrecoste en relación con las tintas directas no metalizadas. Su uso es exactamente igual al resto de tintas tradicionales, como si de una estación de color más se tratase. Sin embargo, para que mejores los resultados, te recomendamos que siempre imprimas sobre papeles de poca absorción, como los estucados.

Si lo haces sobre papeles con poros, como tienen superficies irregulares, no obtendrías un efecto metalizado perfecto. No obstante, también recalcamos que si quieres imprimir en estos papeles puedes hacerlo, pero con la precaución de aplicar dos o tres pasadas para mejorar los resultados. No obstante, te aconsejamos que siempre te apoyes en la experiencia y conocimientos de los profesionales para recibir el mejor asesoramiento y poder elegir la gama de colores que mejor encaje con tus necesidades.

La tinta metálica demuestra que la producción digital te permitirá hacer realidad todas las ideas que tengas en la cabeza gracias a un proceso de impresión muy eficaz. Te ayudará a destacarte de la competencia y añadirá un valor increíble a todas tus impresiones digitales. No importa si quieres aplicarla en textos personalizados, sellos, logotipos o dibujos, porque en todos los casos conseguirás personalizar tus impresiones y realzar los elementos del contenido.

Por otra parte, estas eficaces e innovadoras tintas mejorarán el aspecto de tus fotos y materiales complementarios con superposiciones de imágenes metalizadas. Por ello, para sacar el máximo partido, te aconsejamos que apliques estas tintas en todos los trabajos relacionados con las comunicaciones personalizadas. Sin lugar a duda, llamarás mucho más la atención de tus clientes o personas a las que van dirigidos los trabajos.

Además de añadir colores elegantes a tus proyectos, desde el punto de vista técnico, también estas tintas son más beneficiosas que las tradicionales porque no generan residuos en el proceso de reciclaje. Por poner un ejemplo, si quieres captar la atención de un producto en una estantería, con un tono metalizado conseguirás atraer la mirada de los clientes. Este impulso adicional hará que la perspectiva visual en el estante sea todo un éxito y, por ello, muchos diseñadores apuestan por su aplicación.

En conclusión, con las tintas metálicas será mucho más fácil crear impresionantes efectos de gran calidad y con resultados impactantes. Esperamos que este artículo sea de tu interés y te sirva para darte cuenta de todos los beneficios que te aportará apostar por este tipo de tinta tan innovador y explosivo.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *