Existe la creencia de que toda nuestra información profesional está en internet. Pero no cabe duda de que la tarjeta de visita sigue siendo la mejor carta de presentación que puedes ofrecer.

 Así, en reuniones y eventos, conseguirás un extra que llame la atención. Para conseguirlo es muy importante que cuenten con una imagen profesional y atractiva. Por lo que a la hora de realizar el diseño, hemos de ser detallistas y meticulosos con el aspecto y los datos que incluyen.

Aunque aparentemente sean pequeñas, su diseño no es un ejercicio sencillo. Desde Aries Grupo de Comunicación vamos a aprovechar este post para ofreceros algunas claves que os serán muy útiles.

1. Información. ¿Qué datos pongo? Es una de las preguntas con las que más frecuentemente nos encontramos en el diseño de tarjetas. Y nuestra respuesta siempre es la misma: sé conciso. Solo hemos de ofrecer los datos necesarios para que nos identifiquen. Nombre, correo, teléfono y web; y en el caso de que sean de empresa, habría que añadir el nombre y el logo de ésta.

En el caso de que tu marca esté muy digitalizada, puedes incorporar los datos de tus redes sociales. Pero ¡ojo! esto sólo debe hacerse en el caso de que las redes estén cuidadas y actualizadas. Si quieres adentrarte en el mundo de las redes sociales con éxito, te recomendamos leer este post.

2. Tamaño. El tamaño permite una adaptación a todo tipo de necesidades. Aunque el estándar en España es 85 x 55mm. Nosotros no recomendamos que sean más grandes ya que no cabrán en algunas carteras, y por lo tanto, mas difíciles de guardar.

3. Formato. En este aspecto la creatividad no tiene límites. Si tu negocio es una inmobiliaria por supuesto pueden tener forma de casa. O si tienes unas instalaciones deportivas pueden tener forma de balón o mancuerna. Pero el formato mas tradicional, con el que siempre acertarás, es el rectángulo, ya sea con esquinas cuadradas o redondeadas.

4. Imagen de marca. Por muy creativos que nos podamos poner, las tarjetas deben seguir la imagen de marca. Un diseño sólido entre todos los elementos de comunicación asentará un mejor posicionamiento en la mente de tus clientes. 

5. Diseño. La clave para un buen diseño, es la sencillez. Siguiendo el estilo de tu empresa y no saturando con demasiados elementos, ni información. Nosotros recomendamos aprovechar ambas caras, en una la información de la empresa: logo, nombre y web. Mientras que la otra quedará libre para tus datos.

6. Material de impresión. Existen miles de materiales diferentes, así como gramajes o texturas. Este campo variará según el presupuesto que quieras invertir. Por supuesto, el papel de alto gramaje (cartulinas) ofrece una alternativa elegante y de bajo coste frente a maderas o plásticos.

Si aún tienes dudas de cómo diseñar tus tarjetas de visita, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro equipo técnico las resolverá y te ayudará para que queden perfectas.

Entradas recomendadas