El papel reciclado es uno de los tipos de papel más conocidos. Y cada vez cuenta con mayor presencia en los mercados. Pero… ¿qué requisitos se necesitan para considerarlo papel reciclado?
 

El papel reciclado se produce tras un proceso de recuperación de papel que ha sido utilizado previamente.
 
Para la creación de estos papeles las fuentes surgen de dos modos. Aquellos desechos procedentes del pre-consumo, excedentes en la producción del material. O los desechos post-consumo, que aparecen cuando ya se ha utilizado el producto.
 
En el primer caso vemos cómo se persigue optimizar los recursos. Por ejemplo, los excedentes de recortes de papel. Mientras que en el segundo caso observamos una intención de dar una segunda vida al papel.
 
¿Con qué características cuenta el papel reciclado?
 
Este papel ofrece un aspecto más rugoso y poroso tras su tratamiento. Debido a los procesos que se emplean para reciclarlo, el color también se ve ligeramente alterado. Es por este motivo que el color de este tipo de papel no llega a ser tan blanco como el estándar.
 
Para los casos en los que se desee realizar una producción responsable con el medioambiente…. pero se necesite papel muy puro, desde Aries recomendamos los papeles FSC y PEFC.
 
Usos y aplicaciones
 
A día de hoy el papel reciclado se utiliza con múltiples fines. Esto se debe a su creciente notoriedad gracias a la conciencia sobre la protección medioambiental. Incluso, a una clara tendencia decorativa que lo utiliza con fines estéticos. En sus formatos más tradicionales.
 
Gran cantidad de materiales se imprimen ya con este soporte. Entre ellos, materiales corporativos y de uso doméstico.
Por otro lado, también lo encontramos muy comúnmente en packaging o embalajes. Ya sea con textura lisa o craft. Y, sorprendentemente, su uso está empezando a extenderse en productos de un solo uso. Estos son pajitas, vasos, platos…  como alternativa sostenible frente al plástico.
 
En este estilo craft ha ido adquiriendo poder en lo referente al mundo handmade o DIY. Términos que hablan de creaciones realizadas de forma artesanal, «hecho a mano». Convirtiéndose en el sector precursor del papel reciclado.
 
Es importante tener en cuenta que el papel reciclado no es únicamente aquel con motas y con tono marrón. A día de hoy la oferta de papeles reciclados, cuenta con las mimas características (prácticamente) que los no reciclados.
 
Otro aspecto a tener en cuenta es que no es lo mismo papel reciclado que papel ecológico. A menudo se confunden estos términos, incluso utilizándose como sinónimos.
 
Sin embargo, solo se considera ecológico cuando el papel se ha procesado de forma más respetuosa con el medioambiente. Donde el blanqueado se realiza con oxígeno (o sus derivados) u otros métodos libres de cloro.
¿Habéis realizado alguna vez una producción con papel reciclado? ¿Y con papel ecológico? ¿Qué resultados habéis obtenido? ¡Estamos deseando conocer vuestras opiniones al respecto!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *