Qué características debe tener el packaging para que sea sostenible

packaging sostenible

El respeto por el medioambiente y la lucha contra el cambio climático y la contaminación son dos objetivos que se incluyen prácticamente en todos los terrenos. El empaquetado es una excepción, y la sostenibilidad es algo que preocupa tanto a los clientes como a los fabricantes. A continuación, vamos a exponer algunas pautas a desarrollar para que el embalaje de productos sea lo más respetuoso posible con el entorno. Descubre cómo el packaging sostenible puede beneficiar a tu empresa.

Elementos clave para que el packaging sea sostenible

Por packaging sostenible entendemos aquel empaquetado o embalaje diseñado para preservar el medio ambiente. Esta idea de sostenibilidad va a determinar tanto el diseño del producto como los materiales a utilizar. Veamos algunas claves para conseguir este objetivo:

Embalaje biodegradable o reciclable

El uso de materiales reciclados o biodegradables es fundamental para conseguir un packaging capaz de preservar el entorno natural. El papel y el cartón son dos materiales que pueden reciclarse de forma relativamente sencilla.

Es importante utilizar material biodegradable para todo el proceso de empaquetado. Los bioplásticos obtenidos a partir de la fermentación de ciertas bacterias o el almidón termoplástico son dos ejemplos de material biodegradable.

Diseño más sintetizado para un mejor packaging sostenible

Reducir las partes de la parte exterior y fomentar las formas más sencillas, agilizará tanto el reciclaje como el transporte. A modo de ejemplo, podemos citar que el uso de paquetes de base cuadrada ayuda a optimizar el espacio donde vayan a guardarse para ser transportados. En este sentido, también es importante optimizar el espacio disponible en los paquetes y cajas.

En la misma línea, debemos evitar que el envoltorio lleve elementos que no sean imprescindibles, para prevenir la generación de residuos.

Apostar por el embalaje ecológico

Esta clase de embalaje se caracteriza por la posibilidad de usar un mismo artículo en más de una ocasión, incluso para distintos fines. También es muy recomendable utilizar productos elaborados a partir de productos compostables, es decir, que se deterioran debido a la actividad de diversos organismos.

Un buen ejemplo de packaging sostenible real son las cajas de cartones reciclados. Al contrario que los no reciclados, no requiere de una tala masiva de árboles y se obtienen a partir de otros. En cuanto al relleno, se puede utilizar relleno a base de almidón de maíz, siendo biodegradable.

Utilizar colores poco contaminantes

La reducción de colores en los paquetes, o el uso de colores poco contaminantes, como el blanco y el negro, contribuyen a un packaging sostenible. Por el contrario, el color verde es el más contaminante, a pesar de ser un color asociado a lo contrario.

Todos ganamos con el packaging sostenible

Cuanto más inocuo sea el packaging para nuestro entorno, más beneficios obtendremos todos, tanto nuestra empresa como la sociedad en su conjunto. En primer lugar, con este tipo de embalaje reduciremos la huella de carbono y evitaremos aumentar la contaminación.

Además, el respeto por el medio ambiente va a ser siempre un punto a favor de cualquier empresa, y mejorará su imagen, lo cual puede traducirse en aumento de ventas. Como puedes observar, el packaging sostenible conlleva numerosos beneficios tanto para empresarios como para consumidores.

En Aries, realizamos empaquetado y maquetación totalmente sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Somos una de las pocas empresas de packaging sostenible que de verdad se preocupa por el medio ambiente. Si quieres contar con nosotros, llámanos y solicita un presupuesto sin compromiso. Te atenderemos a la mayor brevedad.

Stands publicitarios para visibilizar tu producto

Los stands publicitarios son la mejor tarjeta de presentación de una empresa en ferias, puntos de venta o eventos. Su objetivo, además de despertar el interés de los clientes potenciales, es proyectar una imagen de marca atractiva que destaque sobre el resto. ¿Cómo lograrlo? En el presente artículo vamos a darte algunas claves que pueden ayudarte a sacarle el máximo partido a esta potente herramienta de marketing.

¿Cuál es la función de un stand publicitario?

¿Sabías que solemos tomar la decisión de compra en el punto de venta entre un 60 y un 80 % de las veces? Este dato demuestra la importancia estratégica de los mostradores publicitarios. Una de sus principales funciones es diferenciar tu marca y presentar de manera clara y original el valor agregado de tus productos o servicios.

¿Qué los hace únicos? ¿Qué ventajas ofrece tu empresa a los consumidores? No se trata de abrumar al cliente con información, sino de transmitirle con eficacia un mensaje relevante y atractivo que lo anime a conocer mejor tu marca y los valores que representa.

Para que un stand sea exitoso y rentable debería reunir, entre otras, las siguientes características:

  • Su diseño debe ser creativo, llamativo y fácil de recordar.
  • Debe estar en línea con la estrategia comunicativa de tu compañía.
  • Su ubicación es fundamental para obtener la máxima visibilidad.
  • Presta atención especial a detalles como la iluminación, la decoración o los materiales.
  • Incluye algún tipo de elemento audiovisual. Esto transmite profesionalidad y ayuda a captar la atención de los clientes.

La publicidad en el puto de venta es, por tanto, un recurso esencial para optimizar las ventas y para implementar una estrategia de comunicación de marca satisfactoria. Cada uno de los elementos que forma parte del expositor responde a un objetivo estratégico concreto. Si quieres obtener la máxima rentabilidad de tu stand, contar con la colaboración y la asesoría de profesionales experimentados del diseño gráfico es siempre muy recomendable.

Tipos de stands o mostradores

Son muchos los factores que intervienen en la elección adecuada de un stand: funcionalidad, estética, comunicación, posicionamiento y gestión de marca, etc. Integrar todos estos aspectos de una manera equilibrada y, al mismo tiempo, impactante es una tarea minuciosa que no puede improvisarse.

En primer lugar, deberías analizar qué tipo de stand se adapta mejor a tus objetivos, ya que estos condicionan sus características.

Si vas a utilizarlo para una campaña temporal, un material versátil y manejable, como el cartón, es suficiente. Si, por el contrario, tu campaña es permanente, deberías apostar por la durabilidad que brindan el metal, la madera o el plástico. Considera también si prefieres montar el mostrador en su destino final, y en ese caso se te envía plegado, o si optas por recibirlo ya listo para exponerlo.

Con respecto a su diseño, los expositores pueden clasificarse en estas tres categorías:

  • Estándar: Su formato y tamaño son invariables.
  • Personalizado: Está diseñado a medida para satisfacer cada una de las necesidades de tu compañía. Son los más indicados para aportar valor diferencial.
  • Mixto: Se trata de un formato predeterminado con algunas características personalizadas.

Otra variable que debes considerar es su ubicación: ¿es para interiores o para exteriores? ¿De cuántos metros cuadrados dispones? En función de ello, puedes optar por un expositor portátil o desarrollar ideas más complejas que requieran mayor espacio.

Como acabamos de ver, el éxito de los stands publicitarios depende de un gran número de decisiones profesionales acertadas. En Aries llevamos muchos años dedicados a ofrecer soluciones de comunicación gráfica y marketing. Descubre en nuestra página web todo lo que podemos hacer para potenciar tu marca. Somos expertos en diseño gráfico y en campañas estratégicas de comunicación. Estamos a tu disposición para asesorarte y para ayudarte a lograr la visibilidad que buscas para tu empresa.

Por qué es tan importante cuidar la imagen de tu marca

La imagen de marca se define como un conjunto de elementos, intangibles y tangibles, que representan los valores que una firma desea transmitir a su público objetivo. Las diferentes estrategias de comunicación y marketing pueden influir de forma notable en la forma en que los consumidores perciben la imagen de marca.

El primer paso para cuidarla consiste en construir una identidad sólida. ¿Conoces la diferencia entre imagen de marca e identidad de marca? La primera hace referencia a la forma en la que los clientes, los actuales y los potenciales, perciben la firma. Mientras, la segunda, se refiere a la imagen que la propia compañía tiene de sí misma, y engloba todos los valores de la cultura corporativa.

¿Cómo cuidar la imagen de marca?

Al tratarse de la percepción que los consumidores tienen de la empresa, esta no puede controlar al 100 % la imagen de marca. Sin embargo, sí puede desarrollar una estrategia para influir positivamente en cómo se observan los valores y las acciones de la organización.

Cuando una marca tiene una buena reputación, genera confianza en los clientes, lo que se traduce en un incremento de las ventas. También ganan en notoriedad de marca y una ventaja competitiva sobre otras empresas del sector.

Beneficios

Los beneficios de tener una buena imagen de marca son muy interesantes para las empresas. Lo primero a destacar es que son más competitivas. Además, son mucho más creíbles a la hora de interaccionar con los consumidores y crean una propuesta de valor.

Desarrollo del branding

El branding consiste en resaltar el poder de la marca como elemento diferenciador. La marca de una compañía cuenta una historia, la cual debe transmitir una serie de valores y emociones al público objetivo. De lo que se trata es de consolidar la marca y lograr reconocimiento.

Es muy importante trabajar el branding de la marca. Para comenzar, hay que diseñar un plan de marketing, y en el mismo incluir la estrategia de branding, que consta de los siguientes conceptos:

  • Resaltar los valores de la empresa.
  • Generar confianza en los clientes
  • Diferenciarse de la competencia.
  • Destacar las fortalezas de los productos y servicios.

Lo primero que conocen los clientes de una empresa es el logo. Por este motivo, hay que dedicar el tiempo y el esfuerzo necesarios para crear un logotipo que resulte atractivo y cause una buena impresión. El diseño gráfico tiene un papel primordial en la imagen de marca.

También hay que incluir el nombre corporativo o naming. Es lo que va a identificar a la organización, de forma que es interesante pensar en un nombre creativo fácil de recordar. Tienes que pensar en lo que quieres transmitir, haciendo especial hincapié en los valores, la misión y la visión de la empresa.

Reputación online

En plena era digital, es imprescindible desarrollar una buena estrategia en internet. Las redes sociales son una plataforma que permite a las empresas interaccionar con sus clientes y conocer qué opinan estos de ella. Por lo tanto, hay que prestarles atención.

Trabajar el marketing de contenidos también es importante a la hora de cuidar la imagen de marca. Esta herramienta mejora el posicionamiento SEO y mejora la reputación. Además, permite diferenciarse de la competencia y fidelizar clientes.

En definitiva, si quieres que tu negocio crezca y se consolide en el mercado, debes comenzar el proceso de construcción de una identidad de marca sólida. Desarrolla una buena estrategia de branding para posicionar la marca en el mercado, aportando valor al público objetivo y diferenciándote de la competencia. El objetivo es situarte en la mente de los consumidores como una empresa en la que se puede confiar.

¿Qué es un monograma y por qué es tan relevante para una marca?

Logo sencillo

Todos sabemos lo importante que es crear un logotipo para representar gráficamente las marcas de las empresas. Sin embargo, no siempre lo complejo es lo más atrayente, y menos para el mundo del marketing. Aunque hay muchos tipos, generar un logo sencillo, en forma de monograma, es uno de los aspectos fundamentales para obtener el éxito. En este artículo explicaremos qué es este tipo de símbolo visual y por qué es tan importante trabajarlo, a ser posible, de la mano de profesionales de la innovación gráfica, como nosotros.

¿Qué es un monograma?

Un monograma es un logo simplificado que proviene de la combinación de dos o más letras y dan lugar a un símbolo con composición equilibrada. Su propósito es ser reconocido, es decir, conseguir que los clientes sepan qué empresa lo ha creado nada más verlo. Piensa que siempre será más fácil recordar dos o tres iniciales que nombres completos de empresas.

Tanto para crear una startup como para darle originalidad a un negocio familiar, entre otros muchos ejemplos, los monogramas se convertirán en la mejor manera de mejorar el reconocimiento de la marca de empresa.

Personalización profesional de un logo simplificado

Como es lógico, cada uno de estos motivos visuales corporativos está personalizado y no hay dos iguales. Sin embargo, algunas compañías no se esmeran mucho y efectúan monogramas muy similares a otros ya creados. Ese, ya te adelantamos, no es el camino adecuado para que tu logotipo sencillo se quede retenido en la mente de tus clientes.

El quid de la cuestión está en dedicar tiempo para crear un monograma original, llamativo y que exprese creatividad en cada punto de su forma. El objetivo no es solo agilizar la comunicación visual, sino demostrar ese lado creativo que las empresas pueden ofrecer. Si un negocio cuida su monograma, es señal de que se preocupa por mostrar una imagen elegante a sus clientes y, por tanto, brindará más seriedad y confianza a estos.

Como expertos en el sector, te animamos, no solo a crear un motivo que englobe ciertas iniciales, sino a que transformes a estas en una imagen directamente asociada al sector del negocio. ¿Difícil? Tranquilo, que siempre podrás echar mano de empresas especializadas, como la nuestra.

Al fin y al cabo, se trata de suscitar emociones positivas al ver un logo sencillo y, para ello, nada mejor que dar lugar a un símbolo versátil y fácil de memorizar.

¿Dónde utilizar un monograma?

Ahora ya sabes que estos logos simplificados sirven para resaltar la personalidad de las marcas de empresas, además de destacarse y llamar la atención ante su público objetivo. Por ello, queremos darte algunas ideas de dónde utilizarlos en un negocio:

  • En Internet: son muchos los lugares donde se puede acoplar un monograma. Citaremos, entre otros, en páginas web, en imágenes de portada o de perfiles, en firmas de correos electrónicos y en iconos de apps.
  • Para hacer marketing directo en vallas de publicidad, campañas de buzoneo, letreros en escaparates, etc.
  • En los propios productos: aquí se engloban todos aquellos embalajes o etiquetas que se colocan en ellos, sin importar el sector del negocio. Podemos hablar de un bote de comida, del mismo modo que de fundas para smartphone, camisetas o bolsos.
  • Artículos relacionados con la imprenta: confeccionar, por ejemplo, cuadernos, calendarios, sobres, agendas o tarjetas de visitas con un monograma es perfecto como seña de identidad.

En conclusión, ahora que ya sabes lo importante que es crear un logo sencillo para un negocio, solo nos queda recordarte la importancia de trabajarlo. Te recomendamos que siempre apuestes por crear un diseño simétrico entre las letras, además de minimalista, pero que nunca te excedas con el uso de colores. No olvides que los profesionales contamos con los recursos adecuados para conseguir resultados satisfactorios.

Los 5 grandes pilares de la comunicación de marca

La empatia, la cercanía y la transparencia son algunas virtudes capaces de vincularse a la comunicación empresarial. Al final, lograr transmitir estos valores al consumidor se traducirá en algo con lo que sueñan las empresas: la fidelidad de sus clientes.

Cómo conseguir la fidelización del cliente

La manera en que los consumidores perciben tu marca es clave para su éxito. En consecuencia, la personalidad que se le otorgue y cómo lo comuniques debería ser primordial para ti. Una de las cosas a tener en cuenta es que el usuario puede entrar en contacto con tu negocio a través de diferentes fuentes. Por tanto, la estrategia de comunicación se ha de adecuar a cada uno de ellas.

Normalmente, los consumidores tienen una reacción visceral hacia un negocio, de la misma manera que tendría con una persona: pueden sentir conexión positiva o negativa. Estas emociones son tan poderosas que están relacionadas directamente con la cuenta de resultados de la empresa.

Los pilares de una marca son el conjunto de características que conforman su identidad y esto influye en cada punto de contacto, interacción y experiencia del usuario. Estos son los 5 principales:

1. El propósito

Para comunicar a tu público el propósito de tu marca, te puedes hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué existe tu empresa?
  • ¿Qué la hace única?
  • ¿Qué quieres hacer?

Una vez dada forma a estas preguntas, se convertirá en un mantra que afectará a todas las decisiones futuras que se hagan desde comercial. Es vital tener en mente al público objetivo a la hora de confeccionar este propósito. El mensaje llegará a todos, pero tendrá más impacto en tus potenciales clientes.

2. La percepción

Se trata de cómo los clientes y potenciales perciben tu negocio. Esto estará determinado por la información de tu marca en soporte electrónico, físico, las reseñas, el marketing que hagas, etc. Aquí es fácil suponer que ellos ven tu marca como tú la ves, y esto es un error.

La única manera de saber esta percepción es preguntándoles directamente, ya que el sentimiento de los consumidores está muy relacionado con su intención de compra. Cuanto mejor sea la percepción de tu marca, mayor fidelización del cliente conseguirás.

3. La identidad

La identidad está muy relacionada con la personalidad que tenga tu negocio, es decir, quién eres tú como empresa. Para comunicarla, tienes que cuidar tu punto de vista, el tono de los mensajes, los colores y tipografía del logo, el idioma que se usa, etc. En fin, el conjunto de características que hacen de tu negocio algo único y diferente a los demás.

4. Los valores

Para dar respuesta a este importante pilar, es necesario pensar con profundidad sobre ello. Los valores con los que más se identifican las marcas son: diversidad, integridad, accesibilidad, amabilidad, confianza, etc.

Y luego es necesario transmitírselo a la audiencia, ¿cómo? Con una política de responsabilidad corporativa firme, con apoyos a diferentes actos o colectivos, haciendo donaciones, etc. En definitiva, no solo contándolo sino con hechos concretos.

5. La experiencia

El pilar de la experiencia tiene la facultad de unir todo lo dicho anteriormente y el impacto que ha tenido tu marca en tus clientes. Una buena experiencia, acorde a los valores y la identidad que se comunican, es muy poderosa a la hora de fidelizar a los usuarios.

En definitiva, la empatía a la hora de comunicar los principales pilares de una marca, tendrá un impacto directo en la identificación de esos valores. Los principios, el propósito, la identidad de una empresa no solo se dicen, sino también se demuestran con hechos. El público objetivo sabrá reconocer estos pilares en ellos mismos.

Qué diferencia una buena campaña de comunicación de una que pasa desapercibida

La estrategia de comunicación que emplee una empresa para sus productos y servicios es vital para tener impacto en su audiencia. A la hora de planificar las acciones es fundamental confeccionar un buen mensaje, a poder ser, sorprendente. Te contamos cómo.

Cómo hacer un buen branding

El branding o la gestión de marca incluye planes de comunicación que sepan hacer llegar el propósito y el carácter de la marca a los consumidores o el público objetivo. Para que el mensaje llegue tal y como nosotros queremos, aquí van una serie de consejos.

Investigar y programar

Para tener un mayor impacto en nuestro público, hemos de conocerlo bien y saber situarlo. A partir de ahí, diseñar campañas a medida, cuidando el mensaje, las formas y los canales de comunicación serán las prioridades para cualquier departamento de comunicación.

Planifica y programa todo el contenido que te interese difundir. A partir de ahí, el equipo de comunicación se podrá poner manos a la obra para crear historias que enganchen y que conecten con la audiencia.

La conexión emocional

En la comunicación, es bastante usual darles a los consumidores información técnica; en ocasiones, esto es esencial para vender ciertos productos o servicios, además de crear conciencia de marca. Pero, comunicar «por qué» estás vendiendo, o «por qué» creaste tu negocio también es necesario y no es tan simple.

En el mercado, habrá muchas empresas que tengan algo similar a lo tuyo, por eso es tan importante el «por qué», ya que esto es diferente en cada empresa. En un mundo donde hay tanta oferta, son los valores fundamentales de tu negocio lo que lo diferenciará de sus competidores.

¿Por qué decidiste crear tu empresa?, ¿por qué la gente debería comprarte a ti y no a otras marcas? Construir una conexión emocional con tu audiencia al determinar su «por qué» es una excelente manera de comunicarse.

Crear valor

Crear valor con la comunicación no es fácil, pero es necesario para mostrar bien los beneficios de tu marca a los clientes potenciales. Usando gráficos, estadísticas, casos de estudio y testimonios se puede crear un ecosistema positivo en torno a tu negocio y dar credibilidad a la marca.

Involucrar a los empleados

Al igual que un negocio sin clientes no existe, tampoco tendrá éxito sin empleados comprometidos. Un equipo que reconoce y adopta la cultura corporativa es un equipo que va a vender más, ya que se convertirá en su pasión. Los empleados tienen sus círculos sociales y redes donde pueden promocionar el producto o servicio que venden de forma muy natural.

En torno a ellos se puede establecer los embajadores de marca, que nace de un sentimiento de gratitud de los empleados con la empresa. Se sienten bien y confían en lo que están vendiendo, haciéndolos sentir orgullosos. La empresa que consigue esto tiene más probabilidades de alcanzar el éxito que aquella que tiene a su plantilla descontenta.

Aprovechar al máximo el marketing digital

El marketing digital se complementa con las campañas de comunicación para potenciar el mensaje principal. Hoy en día, Internet es una estupenda herramienta para llegar a más personas y mostrar una marca desde diferentes perspectivas. Aprende a utilizar el marketing digital para conocer a tus usuarios, saber qué es lo que quieren y qué les puedes ofrecer tú.

En definitiva, diseñar campañas de comunicación con impacto dependerá de ciertas variables. Saber conectar emocionalmente con tu público o mostrar los valores de tu empresa pueden ser útiles. También es vital conocer y utilizar las herramientas de marketing digital y lograr comprometer a tu plantilla. Así, tu campaña no pasará desapercibida para el público objetivo.

Conoce las herramientas más eficaces para conseguir un buen seguimiento de tu marca personal

cómo gestionar marca personal

Realizar un seguimiento de tu marca personal es más sencillo de lo que parece. No tendrás que dedicarle apenas tiempo y podrás obtener grandes resultados. Gracias al monitoreo podrás saber si tus estrategias están funcionando y la percepción que estás consiguiendo por parte de tu público objetivo. Para saber cómo gestionar tu marca personal es importante conocer el resultado de tus estrategias.Seguir leyendo